Pymes: Las más afectadas por integración y boleta electrónica

Los principales beneficiados serían los contribuyentes de altos ingresos y las grandes empresas. Las Isapres también pagarían un impuesto menor al actual.

Pese a que la discusión se mantiene actualmente en la Cámara Alta, así como está la propuesta de modernización tributaria, tendría entre las menos beneficiadas a las Pymes como efecto de la integración y la boleta electrónica.

En tanto, las grandes empresas y contribuyentes de altos ingresos, junto con las Isapres, estarían sacando cuentas más alegres.

Así lo explica, en entrevista con este medio, Cristian Maldonado, gerente general de Fintax Consultores, empresa especializada en temas contables, financieros y tributarios.

– Así cómo está la propuesta de modernización, ¿qué ocurrirá con las Pymes?

– Las Pymes son aquellas que se verán menos beneficiadas con la integración y tendrán un mayor impacto en implementación de la boleta electrónica, la primera debido a que el mayor beneficio se lo llevan los grandes contribuyentes, porque sus socios o accionistas tributarán menos y las Pymes que se encuentran en régimen semi integrado son sólo aquellas pasivas, sin movimiento o quedaron ahí por una mala decisión, pero sin mayor beneficio.

La implementación de la factura electrónica, no esta claro si garantizará la recaudación que se señala en el proyecto, pero lo que sí esta claro es que se tendrán nuevos costos y nuevas formas de operar, que sin duda complicarán y les acarrearán mayores problemas a las Pymes, al menos por un tiempo.

– A su juicio, ¿quiénes podrían ser los principales beneficiarios y perjudicados?

– Los principales beneficiados serán los contribuyentes de altos ingresos y las grandes empresas, los primeros, porque son quienes se verán favorecidos con sus actuales altos ingresos de empresas semi integradas, en la integración del 9,45% y también hay que recordar la rebaja del global complementario en un 5% en reforma anterior. Y lo segundo, porque tendrán incentivos de inversión que les bonificarán de mejor manera, una adecuación del concepto de gasto y nuevos numerales en el artículo 31 de la ley sobre impuesto a la renta.

Los principales perjudicados serán los contribuyentes de bajos ingresos y las pequeñas empresas, los primeros, porque son quienes menos se verán beneficiados con la integración del régimen semi integrado, que tendrán que coordinar adecuadamente con sus dueños para que no sea peor el remedio que la enfermedad y tendrán que implementar la boleta electrónica. Finalmente, son quienes tendrán nuevos impuestos (digitales) que les afectaran más que otros.

– ¿Qué relación existe entre el proyecto de modernización tributaria y las Isapres?

– Sería que producto de las alzas de planes de Isapres, estas se ven enfrentadas a demandas en las cuales deben asumir desembolsos que, ni el SII ni los tribunales, a la fecha, le han aceptado como gasto, por el contrario les han significado un mayor costo del 40% por el impuesto único que deben pagar.

La modernización tributaria introduce cambios a los conceptos de gastos y acepta, como nuevos gastos las indemnizaciones legales compensatorias, desembolsos por causas judiciales y extrajudiciales, a las que muchas empresas y, entre otras, las Isapres, les podrían llegar a significar el reconocimiento de dichos desembolsos como gastos que se aceptan tributariamente rebajando la Renta Líquida Imponible. En otras palabras, pagarían un impuesto significativamente menor al actual.

– ¿A la fecha, cuáles siguen siendo los puntos más discutidos?

– La integración y la boleta electrónica, el primero buscando eliminar el régimen actual semi integrado, permitiendo seguir con un régimen en base a retiros, pero con la posibilidad de que los créditos de primera categoría sean al 100% y no como hoy, que se castigan en un 35%, lo que obliga a los socios o accionistas de esas empresas a que tributen en global complementario con una base del 9,45%.

El problema actual es que importantes economistas, que han ido a la Comisión de Hacienda del Senado, han indicado que con los nuevos números aparentemente no existe la inequidad de la que se habla, respecto al actual régimen semi integrado, si no que al modificarlo genera mayor impacto en la equidad vertical y horizontal tributaria actual.

 

Fuente: Diarioconcepcion.cl